Buscar
  • Fernando Vega Riveros

El Suicidio de Restringir Información

Actualizado: feb 20

Regularmente el dueño de negocio toma las decisiones por ser el único con la visión y misión del negocio. Esto provoca que él o ella, sean los más capaces de tomar decisiones a favor de la empresa, y en consecuencia los demás empleados se vuelven solamente ejecutores de los "caprichos del dueño".


Estos caprichos no son malos en sí mismos, sin embargo, cuando dichos caprichos se vuelven constantemente el modus operandi de la estrategia de dirección de la empresa, los problemas comienzan a surgir y acumularse.


Los caprichos no conducen a nada, solamente alimentan el "ego" del dueño o director. A continuación desarrollaré las desventajas de restringir información dentro de tu empresa, y también te ayudaré a solucionar esta conducta si identificas algún comportamiento semejante.




Restringe la información


Cuando se requiere tomar una decisión frente a un problema importante, el equipo recurre al director, y la mayoría de veces él acierta en las decisiones. Esto va eliminando la capacidad de decisión de los empleados, que a su vez provoca la necesidad del criterio, tiempo y experiencia del director, lo que finalmente provoca que el director tome una decisión y solucione el problema.


Cómo te habrás dado cuenta, este es un círculo vicioso que reduce cada vez más la autonomía y criterio de los empleados, y alimenta el ego del director al sentirse el "superhéroe de la empresa".

El director no toma mejores decisiones por ser más inteligente, más capaz, o tener más experiencia. El director toma mejores decisiones porque tiene mejores datos, mejor información. Entre más información se tenga, mejor será la toma de decisiones.


Esa es la razón por la cual los dueños de negocio o líderes suelen restringir información a su equipo de trabajo. Ya que si restringen información, indudablemente serán los únicos en poder tomar "la mejor decisión posible". Situación que retroalimentará el ciclo anterior.


Un equipo que no aprende a tomar decisión es un equipo sin criterio, sin visión, sin desarrollo y sin crecimiento. Un equipo con estas características está destinado a ser personal operativo dependientes del dueño. Una empresa formada por ese tipo de personal estará limitada al director o dueño, y éste será el cuello de botella que limitará el crecimiento de la empresa.


"Una empresa que no crece es una empresa en agonía esperando su muerte inminente."

Solución


Tú no tienes todas las respuestas a los problema de tu empresa, y eso está bien, no deberías tenerlas. Ten presente que una empresa funciona por el talento de las personas que trabajan ahí. Tu trabajo es visualizar constantemente el futuro de tu empresa, visualizar el "largo plazo", buscar y encontrar nuevas ideas, proyectos y negocios. Para eso necesitas delegar varias responsabilidades a tu equipo de trabajo.

Para delegar la responsabilidad de algún trabajo o proceso necesitas tener la confianza en la nueva persona responsable. Proporciónale toda la información que puedas, enséñale a buscar y extraer información por sí misma para que cuando llegue el momento crítico de la toma de decisiones tengas la confianza de que dicha persona tomará la mejor decisión posible con la información adquirida. Después evalúa junto con ellos la decisión tomada, y retroaliméntalos proporcionándoles más datos o información de tu experiencia.


Siempre comparte información, necesitas que toda la empresa pueda tomar decisiones. Entenderás que después de un tiempo, tu experiencia como empresario no importa, lo que en verdad importante es la experiencia que tenga tu equipo, tu organización. La empresa es más importante que tú.




Conclusión


Confía en tu personal, confía en tu equipo. Y en el caso de que no confíes en ellos, el error estaría en tu proceso de selección y reclutamiento, o en un problema personal tuyo. Cualquiera que sea el caso, debes resolverlo de inmediato.


Trabaja para que cada persona dentro de tu equipo tenga "más información que tú" en sus respectivas labores, responsabilidades y procesos. Si haces esto, la toma de decisiones se basará en una mayor cantidad de datos y por lo tanto (estadísticamente), se tomará una mejor decisión.


Las empresas no crecen por "caprichos". Las empresas crecen por el talento que crece dentro de ellas. Contrata a personas más talentosas que tú. Ten la humildad de decir "no sé", ten confianza en tu equipo y sobre todo:


Confía en ti mismo

Referencias


  • Rodríguez Ponce, Emilio. Estilos de liderazgo, toma de decisiones estratégicas y eficacia: Un estudio empírico en pequeñas y medianas empresas. INCI [online]. 2007, vol.32, n.8, pp. 522-528. ISSN 0378-1844

  • Drucker, P. (1954). The practice of Management. Nueva York: Harper & Row

  • Rex L. Meade (1995). Delegar. Incremente la capacidad de sus colaboradores. Ed. Centro de Estudios Ramón Aceres.

2 vistas0 comentarios