Buscar
  • Fernando Vega Riveros

Ten objetivos SMART por favor

Los objetivos SMART son inteligentes. Guían el trabajo estratégico de la empresa para que sea específico, medible, alcanzable, relevante y puntual. Por lo tanto, los estándares SMART pueden ayudarte a distinguir los objetivos efectivos de los no efectivos.



Tener la capacidad de tomar rumbos de acción mediante objetivos se vuelve la tarea diaria de un director. Como dueño de negocio necesitas tener la capacidad y habilidad para crear objetivos.


Te sugiero que utilices la metodología SMART para que tus objetivos sean útiles para ti, tu equipo y tu organización. Te servirán para muchas situaciones y circunstancias como:

  • Incrementas tu rentabilidad

  • Estableces procesos de mejora continua

  • Agilizas tu fuerza de ventas

  • Le das un perfil estratégico a tu empresa

  • Impulsas la gestión del tiempo

  • Optimizas la comunicación

  • Tienes mayor control

  • Puedes enfocarte en lo más importante

  • Mejoras tu planeación

  • Aumentas tu visión empresarial


Características de los Objetivos SMART


La metodología SMART hace referencia a las 5 características básicas que tus objetivos deben tener para ser considerados inteligentes:

  • Specific (específico): ¿qué quieres conseguir en tu área focal?

  • Measurable (medible): ¿qué KPI o indicadores se pueden utilizar para medir su eficiencia?

  • Attainable (alcanzable): ¿es razonable respecto de la situación interna y externa de la empresa?

  • Relevant (relevante): ¿por qué le interesa a tu empresa o a tus clientes?

  • Timely (a tiempo): ¿cuándo se tiene que conseguir esta meta?


Tener objetivos específicos significa tener objetivos muy diferentes a:

  • Aumentar las ventas

  • Obtener más clientes este año

  • Mejorar los procesos administrativos de la empresa

  • Tener más rentabilidad

Los objetivos anteriores no deberían ser considerados objetivos, más bien son ideas que te traerán problemas. Un objetivo verdaderamente específico incluye lo que se desea lograr, los pasos para hacerlo e inclusive las persona responsable. Agrega datos para que en realidad sean específicos, por ejemplo:

  • Aumentar las ventas un 80%

  • Aumentar la generación mensual de MQLs en un 20%

  • Reducir un 30% el costo de producción

Pasar del 0 al 100% no alcanzará automáticamente la meta. Dado que se trata de un proceso, es necesario proporcionar algunos indicadores que le ayuden a analizar el cumplimiento después de ciertos períodos específicos. Te aconsejo que te bases en porcentajes de avances.

  • Aumentar las ventas un 20% cada mensualmente

  • Reducir un 7% el costo de producción trimestralmente

Tus objetivos deberán estar dentro de lo alcanzable. Ten un momento para volver a pensar en tus objetivos y contrastarlos con tu entorno. También te aconsejo preguntarle a tu equipo para escuchar sus comentarios y experiencia. Aunque recuerda siempre ser ambicioso y visionario.


Existe un equilibrio entre ser cauteloso en el uso de recursos y atreverse a trabajar en nuevos proyectos. Un objetivo relevante es aquella que se alinea con los objetivos generales de tu empresa.




Pensar en el tiempo es un sinónimo de focalizar. Cuando estableces objetivos sin un plazo, son únicamente sueños.

Si no hay una fecha de cumplimiento no tienes un objetivo, solo un sueño o una idea. Limita tus objetivos a un tiempo determinado. Te aconsejo también a definirlos de forma general, parcial y diaria.


Ejemplos de Objetivos SMART

  • Aumentar las ventas en un 20% (de $200.000 a $240.000) en los próximos 12 meses, ofreciendo nuestros nuevos productos a los clientes existentes.

  • Crear 10 alianzas estratégicas en el próximo bienio por medio de la organización de foros, y así obtener más exposición de marca y mejorar la red de proveedores.

  • Aumentar las visitas de nuestro sitio web en un 50% (de 1.000 a 1.500) en los siguientes 30 días, al duplicar la distribución de contenido y con el fin de prepararnos para el lanzamiento de nuestro nuevo producto.





Fuentes




88 vistas0 comentarios